Si me preguntaras cuál creo que es la herramienta indispensable para un productor musical, sin duda mi respuesta sería el MIDI.

Un productor no necesita saber tocar el ukelele, algunos no han tenido un micrófono en su vida, y otros no quieren ni oír hablar de los cascos de estudio, pero todos deberían saber que es el MIDI, para qué sirve y como usarlo.

¿Qué es el MIDI?

El MIDI (Musical Instrument Digital Interface) es un protocolo de comunicación, una especie de “lenguaje” que utilizan los hardwares musicales para comunicarse entre ellos e interactuar correctamente.

¿Qué es un hardware musical?

De esta manera, con un controlador MIDI y un software en tu ordenador (DAW), puedes tocar y grabar cualquier instrumento virtual con un plug-in.

Pero tiene otros muchos beneficios, como facilitarnos la edición de las pistas, permitiéndonos corregir desde la nota, hasta la intensidad, la duración, etc.

¿Qué NO es el MIDI?

El MIDI no es un instrumento. En ocasiones oirás hablar de instrumentos MIDI, pero no es un instrumento musical propiamente dicho, sino una herramienta que incorporan algunos hardwares musicales electrónicos para hacer música simplificando mucho el proceso.

Lo que si puede tener un instrumento es puerto MIDI y capacidad para entender el protocolo, y a eso es a lo que vulgarmente nos referimos cuando hablamos de “instrumento MIDI”.

Un claro ejemplo de esto puede ser un sintetizador.

El MIDI no es un sonido. De la misma manera, puedes oír hablar de sonido MIDI – asociado comúnmente a sonido de baja calidad -, pero el MIDI no entiende nada acerca de sonidos, sino de “mensajes”, eventos MIDI, o notas MIDI, quizás de ahí que haya tanta confusión.

Notas MIDI o eventos MIDI

Como ya te he dicho, el MIDI es un protocolo de comunicación, un lenguaje que todos los hardwares musicales entienden para mandarse mensajes unos a otros. 

Esos mensajes reciben el nombre de evento MIDI, aunque vulgarmente también se les llama nota MIDI (esta es una de las razones por las que al MIDI se le suele confundir con un instrumento musical).

Cada evento MIDI manda estos mensajes:

  • Note On/Off: Cuando se Pulsa/suelta la tecla
  • Note number / Pitch: Qué nota se toca
  • Velocity: Rapidez e intensidad con la que se pulsa la tecla
  • After Touch (AT): Modulación que se crea al mantener la tecla pulsada con cierta intensidad (es un evento nuevo que solo trae algunos instrumentos)
  • Program Change: Cambia las configuraciones de los parámetros seleccionados (Un preset o configuración preestablecida)
  • Bank Change: Cambia el banco de sonidos para tener más (128 por banco)
  • MIDI Clock: Evento que sincroniza el Tempo (bpm) de todos los hardwares
  • Controles Continuos (CC): Pueden ordenar lo que tú asignes, normalmente controlados por faders o knobs (potenciómentros/perillas)

Ahora que ya sabemos que es el MIDI y que no, echemos un ojo a como se originó, porque la historia mola mucho y quizás te interese.

¿Por qué se inventó el MIDI?

A finales de los años 70 se produjo el BOOM de los instrumentos electrónicos. 

Samplers, cajas de ritmos, o pianos que se colgaban del hombro como si fueran guitarras empezaron a ser cada vez más frecuentes en los escenarios… pero sobre todo la gente se volvió loca por los sintetizadores.

Con un sintetizador se puede emular cualquier sonido imaginable, desde los golpes de caja de una batería hasta un riff de guitarra, ya que nos permite ajustar todos los parámetros que moldean el sonido hasta dar con el timbre deseado.

Entonces los músicos occidentales estaban de enhorabuena, tenían entre las manos la posibilidad de tocar cualquier instrumento a través del teclado que estos sintetizadores solían llevar incorporados, y de esta manera una sola persona podría rodearse de muchos sintes, cada uno con un instrumento asignado, y dar exhibiciones como el bueno de Jan Hammer hace.

Los sintetizadores poblaron la tierra porque la idea era cojonuda, pero aún faltaba algo.

Cada uno de estos nuevos instrumentos musicales electrónicos era de su padre y de su madre (ósea, diferentes marcas) y no había un “lenguaje” común que todos entendieran para comunicarse entre sí, el ordenador y otros dispositivos.

Algunas marcas desarrollaron su “idioma” propio para que sus instrumentos y dispositivos se comunicaran, pero cuando querías usar junto a ellos un instrumento de otro fabricante, ya no se entendían.

Era necesario un protocolo de comunicación estándar, algo así como el esperanto de los instrumentos musicales electrónicos.

Entonces, en 1981, un tipo llamado Ikutaro Kakehashi (fundador de Roland), cogió el teléfono y marcó el número de otro tipo llamado Tom Oberheim (fundador de Oberheim Electronics) y le propuso una idea de crear un protocolo de comunicación estándar para que todos los cacharros se entendieran. 

Pero antes de ponerse manos a la obra, Oberheim cogió también su teléfono y llamó a otro tipo llamado Dave Smith (Sequential Circuits), que en esto de fabricar sintetizadores era el puto amo del momento y pensó que tenía mucho que decir. 

No se equivocó, y tras unos meses de trabajo duro, en 1982 se presentó al mundo este nuevo protocolo de comunicación a través de una revista musical llamada Keyboard, que era la puta bomba por aquellos tiempos.

El protocolo MIDI (Musical Instrument Digital Interface) fue finalmente lanzado en agosto del 83, y como todo el mundo lo recibió con los brazos abiertos, los sintetizadores, cajas de ritmo, ordenadores y demás cacharros se empezaron a entender a la perfección.

Para que se convirtiera en un estándar, el protocolo MIDI se entregó al mundo de la música como libre de derecho, de modo que ningún fabricante tuviera pagar por usarlo en sus cacharros.

Tal vez si Ikutaro, Oberheim o Dave hubieran imaginado el éxito que tendría (40 años después se sigue utilizando), hubieran puesto precio a su invento, pero entonces quizás no se hubiera convertido en un estándar empleado por todos. En cualquier caso, estos tipos son unos genios que seguro no llegaban ahogados a final de mes y el asunto del dinero les da bien igual. Pero en 2013 los premios Grammy quisieron reconocer su gran aportación al mundo de la música con el Premio Grammy técnico o algo así.

 Características MIDI:

  • Puerto MIDI: por cada uno podemos tener 16 canales por los que enviar información (o eventos MIDI). Es decir, podríamos tener hasta 16 hardwares musicales conectados y sincronizados entre sí. Aquí un posible
  • El cable MIDI es direccional, es decir, solo podemos enviar información. Para que venga de vuelta tendremos que usar otro. 

Un caso de cable bidireccional es el USB, con él podemos enviar y recibir información, y esto se debe a que tiene más ancho de banda.

Preguntas frecuentes

¿Que es MIDI en un teclado?

Es un protocolo de comunicación que lleva integrado para enviar/recibir mensajes – eventos o notas MIDI – con otros hardwares musicales que también lo integran, de modo que se puedan ejecutar órdenes como note on/off, note number, velocity, etc.

Una forma sencilla de ver si un teclado utiliza protocolo MIDI es fijarse en si tiene entre sus conexiones puerto MIDI, aunque hay teclados que también usan este protocolo a través de USB, en ese caso tendrás que echar un ojo a sus especificaciones técnicas.

Puertos MIDI

…..

Si tienes alguna duda, puedes dejármela en los comentarios o hacérmela llegar a través del formulario de contacto.

Si además, el artículo te ha parecido valioso, te agradecería que lo compartieras con los tuyos haciendo clic en alguno de los botones de RRSS que encontrarás abajo, de esa sencilla manera me estarás ayudando a llegar a más personas. ¡Gracias de antemano!

·Artículos relacionados·

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.